VIH-1 frente a VIH-2: ¿Cuáles son las diferencias y puede tener ambas? | myHIVteam

Conéctate con otros que te entienden

registrarse Iniciar sesión
Acerca de myHIVteam
Desarrollado por

VIH-1 frente a VIH-2: ¿Cuáles son las diferencias y puede tener ambas?

Con la revisión médica de Elizabeth Cueto, M.D.
Artículo escrito por Maureen McNulty
Actualizado el 29 de marzo de 2024

¿Sabía que hay dos tipos del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)? Además del VIH-1 más común, también está el VIH-2, que no está tan extendido, pero es igual de importante cuando se trata de entender el VIH/SIDA. El VIH-1 ataca las células inmunitarias del cuerpo, y si una persona contrae tanto el VIH-1 como el VIH-2, esto se denomina infección dual. 

A diferencia de algunas enfermedades en las que contraer uno de sus tipos puede protegerlo de otro, eso no sucede con el VIH. Si se enferma con un tipo de gripe, su cuerpo podría luchar mejor contra tipos similares en el futuro. Pero con el VIH, el hecho de contraer un tipo no lo protege del otro. El problema es que el VIH-2 no es tan común y es difícil diagnosticar ambos tipos a la vez. Debido a esto, no hay mucha información sobre las personas que tienen ambos tipos de VIH, lo que dificulta el estudio de los científicos.

 

El VIH-1 y el VIH-2 comparten menos de la mitad de su composición genética. Además, tienen diferentes formas de actuar y dañar el cuerpo. El VIH-1 y el VIH-2 afectan a diversos grupos de personas, se diagnostican con diferentes pruebas y pueden necesitar tratamientos diferentes. La mayoría de las personas con VIH tienen la infección por VIH-1.

¿Quiénes tienen VIH-1 y VIH-2?

Aproximadamente 19 de cada 20 personas con infección por VIH en todo el mundo tienen el VIH-1. Este virus se encuentra en todo el mundo.

El VIH-2 es más común en los países de África occidental. También ha causado un pequeño número de infecciones en personas de Europa, Asia, Oceanía, América del Norte, América del Sur y el Caribe. Solo el 0.06 por ciento de las personas con VIH en los Estados Unidos tienen el subtipo VIH-2. 

En lugares donde pueden aparecer ambos virus, es posible tener ambas infecciones por VIH-1 y VIH-2. Estas infecciones duales ocurren principalmente en África Occidental, donde hasta 1 de cada 10 personas con VIH tienen ambos virus. 

Subtipos VIH-1 y VIH-2

El VIH-1 tiene cuatro grupos únicos (M, N, O, P), cada uno proveniente de un acontecimiento separado donde pasó de animales a humanos. El grupo M (principal) es el tipo más común de VIH-1 en todo el mundo, que también se puede dividir en nueve subtipos adicionales (A-D, F-H, J-K). El VIH-2 se divide en los subtipos A y B. A veces, se pueden combinar diferentes subtipos para formar un subtipo completamente nuevo.

Estos subtipos diferentes son más o menos comunes en diversas partes del mundo, pero todos los subtipos del VIH-1 y todos los subtipos del VIH-2 generalmente se consideran de la misma manera. 

¿Cómo se propaga cada virus?

Ambos tipos de VIH se transmiten (propagan) de maneras similares, que incluyen:

  • El contacto sexual
  • La exposición a sangre que contenga el virus
  • Embarazo, nacimiento o lactancia

Es menos probable que el VIH-2 se propague mediante estos métodos. La menor probabilidad de propagación del VIH-2 podría deberse a sus niveles más bajos de virus en personas con VIH-2 en comparación con las personas con VIH-1. Por ejemplo, las madres con VIH-1 sin tratamiento tienen de un 15 a un 30 por ciento de probabilidades de transmitir el virus a sus hijos durante el embarazo o el parto. El riesgo es del 1 al 2 por ciento para las madres con VIH-2 sin tratamiento.

Síntomas del VIH-1 y VIH-2

Ambos tipos del VIH tienen síntomas similares, aunque aquellas personas con VIH-2 generalmente tienen una fase más prolongada cuando no tienen ningún síntoma.

En las primeras etapas del VIH, las personas con VIH-1 o VIH-2 pueden tener:

  • Fiebre, escalofríos, o sudor nocturno
  • Dolores musculares
  • Tos
  • Erupción cutánea
  • Dolor de garganta
  • Diarrea

Una vez que estos síntomas desaparezcan, las personas entrarán en la etapa latente crónica o clínica del VIH (fase a largo plazo o tranquila). En esta etapa, el virus se encuentra dentro de las células CD4, un tipo de glóbulo blanco, pero no aparecen síntomas. 

Las personas con VIH-2 tienden a permanecer en esta etapa a largo plazo aproximadamente el doble de tiempo que las personas con VIH-1. Estas personas también son más propensas a tener una carga viral más baja (menos partículas virales en el cuerpo), lo que significa que su sistema inmunitario no puede dañarse con tanta rapidez ni gravedad. Es posible que su afección tarde más en avanzar o no avance nunca a la tercera etapa del VIH, el SIDA, en la que el sistema inmunitario puede ser muy débil y pueden producirse enfermedades infecciosas graves. 

Las personas con SIDA tienen recuentos bajos de CD4 y tienden a tener señales y síntomas similares, más allá de que tengan el VIH-1 o VIH-2.

Diagnóstico del VIH-1 y VIH-2

Se utilizan diversos tipos de pruebas para diagnosticar el VIH, con algunas diferencias en las pruebas entre los dos tipos de VIH. 

Los expertos como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) recomiendan que las pruebas del VIH deben incluir una secuencia de pruebas para detectar el VIH-1 y el VIH-2. Sugieren que los médicos realicen primero una prueba de antígenos/anticuerpos del VIH. Esta prueba puede indicar si la sangre de una persona contiene fragmentos de los virus VIH-1 o VIH-2, o anticuerpos (proteínas producidas por el sistema inmunitario para tratar de combatir el virus) a uno o ambos. 

Si el resultado de esta prueba es positivo, indica que alguien puede tener el VIH, y se necesitan más pruebas para confirmarlo. Los CDC recomiendan que los laboratorios realicen un inmunoensayo de diferenciación de VIH-1/VIH-2. Esta prueba puede confirmar la infección y distinguir entre los dos tipos principales de virus, indicando si hay VIH-1, VIH-2, o ambos. El ensayo de diferenciación también puede sugerir si el resultado de la prueba de antígenos/anticuerpos podría haber sido un falso positivo, y no hay infección por el VIH.

Si el resultado del ensayo de antígenos/anticuerpos es positivo, pero el resultado del ensayo de diferenciación es negativo, se realizan más pruebas para descartar la infección aguda por el VIH. Esto se hace mediante pruebas de material genético (ácido ribonucleico, ARN) del VIH-1 con una prueba de amplificación de ácido nucleico (nucleic acid amplification test, NAAT). Sin embargo, una NAAT para el VIH-2 no está disponible de manera habitual para realizar la prueba del VIH-2, y es posible que se necesiten más pruebas si una persona está en riesgo de contraer esta infección.

Se recomienda el diagnóstico de la infección por VIH-1 y VIH-2 mediante la secuencia de pruebas que se acaba de mencionar. Pero si estas pruebas no se realizan primero y en su lugar una persona tiene un resultado marcadamente positivo solo en la NAAT de VIH-1 o VIH-2, con una alta cantidad de ARN o ácido desoxirribonucleico (ADN) en la sangre, esto sugiere la presencia de una infección por VIH-1 o VIH-2, que se debe confirmar con las otras pruebas. Sin embargo, un resultado negativo solo en la NAAT de VIH-1 o VIH-2 no es adecuado para descartar la infección, ya que algunas personas pueden tener resultados negativos con este ensayo y aun así tener una infección activa. 

Tratamientos del VIH-1 y VIH-2

Los médicos recomiendan que casi todas las personas con infección por el VIH reciban una terapia antirretroviral (TAR). Este tratamiento bloquea el virus e impide que haga más copias de sí mismo, lo que ayuda al cuerpo a mantener la infección bajo control y reduce el riesgo de que el VIH se propague a otras personas. Las únicas veces en las que quizás no se recomiende el tratamiento del VIH es si el cuerpo de la persona está controlando el VIH lo suficientemente bien por sí solo y el resultado del análisis de sangre de la NAAT del VIH es negativo o indetectable.

Hay muchos tipos de TAR que funcionan muy bien para las personas con VIH-1. Antes, los medicamentos antirretrovirales estaban principalmente disponibles solo en comprimidos que se tomaban todos los días. Últimamente, sin embargo, las personas con VIH-1 tienen la opción de recibir la TAR mediante una terapia inyectable, que se administra mensualmente. 

El VIH-2 es resistente a ciertos tipos de TAR —incluidos los inhibidores de fusión como la enfuvirtida (Fuzeon) y una clase de medicamentos llamados inhibidores de la transcriptasa inversa no nucleósidos. Estos medicamentos no surtirán efecto en personas con VIH-2. 

Aquellas personas con VIH-2 serán tratadas con otros tipos comunes de medicamentos para TAR, incluidos los inhibidores de transferencia de cadena de integrasa, los inhibidores de la transcriptasa inversa nucleósidos y los inhibidores de la proteasa. Los investigadores también están evaluando si las terapias inyectables de la TAR, combinadas con otros tratamientos, pueden ser eficaces en personas con VIH-2.

En las personas con VIH-1 o VIH-2, el virus puede sufrir cambios genéticos adicionales que provoquen la aparición de una resistencia farmacológica. Es posible que estas personas tengan que cambiar sus regímenes de tratamiento. 

Perspectiva y complicaciones

Debido a que el VIH-2 suele tener una carga viral más baja y un avance de la enfermedad más lento (tarda más en transformarse en SIDA), generalmente está vinculado a una mejor perspectiva. Un estudio de un grupo en África occidental, antes de la disponibilidad generalizada de una TAR sumamente eficaz, demostró que las personas con VIH-2 vivían el doble de tiempo que las personas con VIH-1. Sin embargo, el VIH-2 todavía puede causar SIDA y ser fatal, por lo que el tratamiento sigue siendo importante.

En ocasiones, los dos tipos de VIH pueden provocar diferentes grupos de complicaciones —problemas que surgen debido a la infección. Las personas con VIH-2 tienen menos probabilidades de desarrollar sarcoma de Kaposi, un tipo de cáncer que causa la formación de tumores en los tejidos blandos del cuerpo. 

Vacunación para el VIH-1 y el VIH-2

Las vacunas le enseñan a su sistema inmunitario a combatir ciertos tipos de gérmenes, incluidos los virus. Los investigadores trabajan actualmente en vacunas para el VIH que podrían ayudar a prevenir la infección.

Debido a que los virus VIH-1 y VIH-2 no son los mismos, es probable que requieran vacunas diferentes. Si se desarrollan vacunas para el VIH, es posible que sea necesario utilizar diferentes vacunas en diversos países según los tipos que sean más comunes allí.

Hable con otras personas que entiendan la situación

En myHIVteam, la red social de apoyo para personas con VIH y sus seres queridos, más de 41,000 miembros se reúnen para hacer preguntas, dar consejos y compartir sus historias con otras personas que entienden la vida con VIH.

¿Sabe si tiene VIH-1 o VIH-2? Comparta su experiencia en los comentarios siguientes o inicie una conversación publicándola en su página de Activities (Actividades).

    Actualizado el 29 de marzo de 2024
    Todas las actualizaciones deben ir acompañadas de texto o una imagen.

    ¡Nos encantaría saber de ti! Por favor, comparte tu nombre y correo electrónico para publicar y leer comentarios.

    ¡Nos encantaría saber tu opinión! Por favor, proporciona tu nombre y correo electrónico para poder publicar y leer comentarios.

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y por la política de privacidad de Google Política de privacidad and Se aplican las Condiciones de servicio
    Elizabeth Cueto, M.D. se graduó del Instituto Politécnico Nacional en la Ciudad de México. Más información sobre ella aquí.
    Maureen McNulty estudió genética molecular e inglés en la Ohio State University. Más información sobre ella aquí.

    Artículos Relacionados

    El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es la causa de la infección por el VIH. El VIH infe...

    VIH: causa, prevención y factores de riesgo

    El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es la causa de la infección por el VIH. El VIH infe...
    El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un virus que ataca el sistema inmunitario. Si no...

    Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH): un panorama general

    El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un virus que ataca el sistema inmunitario. Si no...
    Los proveedores de atención médica suelen diagnosticar el virus de la inmunodeficiencia humana (V...

    Cómo se diagnostica el VIH

    Los proveedores de atención médica suelen diagnosticar el virus de la inmunodeficiencia humana (V...
    Hoy en día, la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es una enfermedad crónica...

    6 complicaciones del VIH: lo que quizás no sepa

    Hoy en día, la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es una enfermedad crónica...

    Artículos Recientes

    MyHealthTeam no ofrece servicios de salud. Si necesita ayuda, le recomendamos que hable con su mé...

    Recursos para crisis

    MyHealthTeam no ofrece servicios de salud. Si necesita ayuda, le recomendamos que hable con su mé...
    Mensajes clave:Encarar los vínculos románticos puede ser especialmente difícil para personas que ...

    Cómo encarar los vínculos románticos con VIH

    Mensajes clave:Encarar los vínculos románticos puede ser especialmente difícil para personas que ...
    Si vive con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), es importante que recuerde que un diagnós...

    7 atletas increíbles con VIH

    Si vive con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), es importante que recuerde que un diagnós...
     ¿Tener el VIH o el sida le ha impedido obtener un trabajo o percibir un ingreso remunerado para ...

    ¿Cumple los requisitos para obtener la incapacidad por el VIH? 4 datos útiles

     ¿Tener el VIH o el sida le ha impedido obtener un trabajo o percibir un ingreso remunerado para ...
    A Nathaniel Holley le diagnosticaron VIH en 2012. “Cuando recibí el diagnóstico, sentí que la vid...

    Cómo combate Nathaniel el estigma del VIH

    A Nathaniel Holley le diagnosticaron VIH en 2012. “Cuando recibí el diagnóstico, sentí que la vid...
    Puede dar miedo enterarse de que usted o un ser querido ha recibido un diagnóstico del virus de l...

    Cinco programas que prestan ayuda a los inmigrantes indocumentados con VIH

    Puede dar miedo enterarse de que usted o un ser querido ha recibido un diagnóstico del virus de l...
    myHIVteam My VIH Team

    ¡Gracias por suscribirte!

    Hazte miembro para saber aún más:

    regístrate gratis

    cerrar